lunes 20 mayo 2024
Slider
Un México posible. (Columna de Hector Manuel Pérez Cuellar)

El gran debate que, en nuestro País, causa controversia es que avancemos en la despenalización de la Marihuana, para consumo y siembra de la misma, desde los Ministros de la Corte hasta la misma sociedad, estamos plagados de tabúes que impiden avanzar en este tema controversial.

No hay impedimento alguno, con las drogas toleradas como el alcohol y tabaco; pero la Marihuana, se le ve como pecado, es tema de una sociedad, la cual siempre buscamos estar en contra de todo y por todo, no admitimos que los demás avancen, en algo que puede ser de suma importancia al desarrollo del País, la Marihuana, puede ser una ventana del desarrollo e impulso importante al campo.

Que beneficios tendríamos como sociedad que analizar que, mediante esta legalización plena, con ello se termina el mercado ilegal, se reduce la corrupción del tráfico ilícito, ¿porque se reduce?, porque hay otras drogas que también participan de está corrupción, como la Cocaína y las más recientes de laboratorio, pero eso es otro tema.

La violencia que vivimos, está muy ligada al tráfico de la Marihuana y de su consumo local, con una legalización correcta se abate estos escenarios de violencia, las ganancias que está planta le produce al Crimen Organizado, se verían mermadas y estarían obligados a participar en una comercialización legal y fiscalizada; con ello, los programas de salud, se fortalecen mediante los impuestos que se generarán de su regulación.

Hoy estamos viviendo la comercialización, de un negocio que bien a bien, no sabemos si está fiscalizado o no, los famosos aceites provenientes de la planta de la Cannabis, son dos en especial el cáñamo y el CBD, el primero en la industria textil y alimentaria, el segundo el CBD, se emplea en tratamientos médicos que van desde el Cáncer hasta cremas que alivian los dolores corporales.

Para los que piensen, que el comercializar estos productos en forma Industrial, afectarían la salud de los mexicanos, principalmente a los jóvenes, es un tabú, ninguno de los productos contiene THC (tetrahidrocannabinol), que es en realidad científica, el causante de las alteraciones del sistema nervioso central.

Uno de los grandes avances, que tendríamos como Nación, es el entrar en una competencia con Norteamérica, la cual ya realiza está comercialización en varios estados y, tiene una recaudación fiscal importante; como ejemplo, la comercialización de la Marihuana en las tiendas autorizadas en Norteamérica, generará, millones de dólares y muchísimos empleos para este año que termina en unos meses, para los Estadunidenses.

Quienes quieren consumir, lo harán legalizada o no legalizada, valga es como el alcohol y el tabaco, no hay que ver el avance social, como si estuviéramos en el siglo XIX, habría que preguntar a personas que por ejemplo tienen Reumatitis, Epilepsia infantil y otras enfermedades que atemperan su agresividad, si estarían dispuestas, a que el Gobierno dejara fuera esta posibilidad de aminorar sus males.

El Presidente en su reciente visita al Estado de Sinaloa, dijo que, si los campesinos no siembran Marihuana y Amapola de que comerían; y él plantea, su programa de Sembrando Vida; creo que nadie se opone a ello, pero también hay que explorar la comercialización del sembrado de estas plantas, que también, correctamente fiscalizadas, ampliarían las ventanas de oportunidades a ese México olvidado del campo.

La adicción, nadie desconoce que el quien la tiene, está en sus garras, comete delitos para la obtención de su droga, al legalizar se reducen los costos, el circulo vicioso, mafiosos-adictos se termina, solo hay que abrir la mente; el expresidente Fox, en diversas notas, se habla que tendrá tiendas de estos productos, entonces hay que abrir el campo de oportunidades y negocios, que mediante los impuestos generan desarrollo; entonces todos expresidentes o ciudadanos, somos iguales ante la Ley y, esas oportunidades deberían ser para todos.

Las Organizaciones Criminales, son los principales opositores a la legalización, en ello sus ganancias se reducen, para ellos lo prohibido, como lo proclaman deja más, entonces es entendible que en lo prohibido nacen las Mafias y con ello la violencia por el monopolio de su sembrado y distribución, es momento de cambiar el chip, de lo contrario siempre estaremos en esa visión de ser tercermundistas, siguiendo los dictados de naciones desarrolladas, y en el mejor de los casos ser parte de esas naciones de avanzada.

“El prestigio del gobierno ha recaído considerablemente, por las leyes de prohibición, porque nada es más destructivo para el respeto al gobierno y las leyes del país, que las leyes que no pueden ser aplicadas. Es un secreto abierto, que el peligroso incremento del crimen está cercanamente conectado, con la prohibición del Cáñamo”. (Albert Einstein)

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com
hectormanuelperezcuellar@gmail.com
Twitter. – @hector_mperez
Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar
Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar