viernes 24 mayo 2024
Slider
Se cocina aparte (columna de Hector Manuel Pérez Cuéllar 07.03.21)

Hoy que todos, están en un constante asedio al acontecer en
el Estado de Guerrero, les quiero comentar que allá las cosas
“Se Cocinan Aparte”, quienes tenemos memoria del
acontecer de nuestro México, recordamos que la Guerra de
los años 70’s, trajo luto y que no se reconoció en su momento
como tal, una guerra.
Los saldos de pérdidas de vidas, se ha escrito y publicado de
alrededor desde mil a dos mil Guerrilleros muertos, del lado
del Gobierno no se tiene cuenta del número de policías,
paramilitares y soldados que perdieron la vida, que se
enfrascaron en esa guerra, de corte radical, donde la
izquierda fue combatida para que el cambio revolucionario no
se diera.
La guerrilla campesina de Genaro Vazquez Rojas y Lucio
Cabañas, marcaron a Guerrero, como un Estado abandonado
hasta la fecha y, que su hermoso y montañoso suelo permite
entre muchas cosas, la siembra desde esas fechas, antes y
después, de la Amapola y la Marihuana, y si nos remontamos
a la actualidad, la presencia de grupos criminales, en lo
intricando de la montaña, tienen sus laboratorios de las
drogas sintéticas, difíciles de detectar y encontrar, solo los
Guerrerenses lo saben.

La historia nos marca, que en los años 50’s, el General Raúl
Caballero Aburto, convirtió a Guerrero, en un polvorín a punto
de estallar, dado sus extrañas formas de comportamiento de
corrupción, latrocinios y crímenes, el Comité Cívico
Estudiantil, formado por Genaro Vazquez Rojas, se convierte
en la insurrección de corte civil que sacudió a Guerrero.
Un 30 de diciembre de 1960, el ejército abrió fuego contra la
multitud donde fallecen 18 personas y muchos heridos, esto
era Guerrero y, miren era un México que muchos
desconocían, porque las noticias estaban clasificadas, en
toda lucha tienen sus triunfos y, fueron conquistando
presidencias Municipales., tratando de cambiar el
sometimiento Gubernamental.
Como un hecho trascendental al conmemorar el segundo
Aniversario de la Matanza de Chilpancingo, el Gobernador
Abarca Calderón, impide la manifestación y, de nueva cuenta
se producen más muertos cerca de una treintena, Genaro
huye de está refriega donde se utilizaron metrallas de calibre
50, hoy tan famosas, en la Guerra que dicen que no es
Guerra contra el Narcotráfico.
En el año de 1966, es aprendido Genaro Vazquez Rojas en la
ciudad de México, frente a las oficinas del Movimiento de
Liberación Nacional y en 1968, es liberado a sangre y fuego
de la cárcel, ya en el año de 1972, envuelto en el misterio,
fallece a causa de un accidente, que bien a bien, nunca se ha
explicado, porque sus heridas que narran los que lo acompañaban, no eran de consideración y los militares que
también estuvieron, se dice lo remataron.
La experiencia contrainsurgente en Guerrero, dejo algo en
sus mentes difíciles de explicar, algunos Guerrilleros de esos
tiempos, explican que los militares los arrojaban al mar o los
enterraban vivos, como anécdota un soldado narra, que el
final de los guerrilleros detenidos 180 al parecer, les
ordenaron matar por instrucciones del Presidente Luis, así
dijo, desde helicópteros en el alto mar.
¿Con todos estos horrores, en la actualidad, nos
encontramos con las Autodefensas Infantiles, hace como un
año, aparecieron imágenes de niños en una columna de corte
militar, caminando a la vera de una carretera de Guerrero, las
protestas periodísticas a nivel Internacional, no se hicieron
esperar, estos niños y jóvenes los reclutaron la Coordinadora
Regional de Autoridades Comunitarias y Pueblos
Fundadores, creen ustedes que ya no hay?
Tanto el Presidente como el Secretario de Seguridad en su
momento, declararon que era irresponsable armar a niños,
pero al menos en el transcurso de todo el año, hasta esta
fecha, no vemos cambio alguno, las Organizaciones
Criminales, continúan sin problema alguno en sus actividades
y los homicidios son pan de cada día, y los niños siguen
participando en la Guerra, que dicen que no hay, pero si hay.
Todo lo anterior, es una pequeña descripción de lo que
vivieron y viven los Guerrerenses, no solo el mar y arena, que los del centro vemos, en un Acapulco Mágico, el abandono es
evidente en la Montaña, en la Costa Chica y Grande de ese
gran Estado, quien entiende esto pues los propios
Guerrerenses, nadie más estamos con una idea real de que
pasa allá.
Nos enteramos del descontento que causa la elección de un
personaje, como Félix Salgado Macedonio, para candidato a
Gobernador, yo no me atrevo a señalar que este bien o mal,
pero es importante que los propios Guerrerenses elijan sus
Autoridades, creo que con el respeto de los demás
mexicanos en no intervenir en sus decisiones y, que tanta
lucha que han encarnizado, por superar la pobreza y
abandono, sean ellos quien decidan.
Los demás ciudadanos, preocupémonos por hacer lo propio
en cada rincón de México que tendrá elecciones, si el
Senador Salgado Macedonio, es culpable de lo que lo
señalan, que la autoridad sea la encargada de llevarlo a
cuentas, pero es un deber de todos contribuir a la
Gobernabilidad del País, incluyo a las Autoridades Federales
y Estatales de Guerrero.
Los descontentos, como lo narro en esta columna, llevan a
acciones ciudadanas, que pueden caer en un polvorín que
después nos podemos, ahí sí todos arrepentir, la solución,
aunque suene trillado, se llama Democracia. (Demos=Pueblo
Krátos=Gobierno o Poder)

“Cuando los ricos hacen la guerra, son los pobres
los que mueren”. (Jean Paul Sartre)
Tus comentarios: hepercu@hotmail.com
hectormanuelperezcuellar@gmail.com
Twitter. – @hector_mperez
Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar
Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.