lunes 15 abril 2024
Slider
Rumor sin fronteras por Gerardo Pérez García

DELEGADA DEL IMSS EN PUEBLA POR TÓMBOLA Y EL FALLECIMIENTO DE 11 PERSONAS POR COVID-19 EN HOSPITALES DEL INSTITUTO

¿Qué está aconteciendo al interior del Seguro Social?

¿Dónde está la presencia del “Capitán” del Buque IMSS, el chiapaneco Zoé Robledo Aburto?

¿Será a través de “una tómbola” como llegarán los equipos de protección al personal de los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social, que atienden a los enfermos del coronavirus?

Ahí están las manifestaciones y reclamos públicos –y privados– de Doctores, enfermeras, camilleros y personal administrativos de los nosocomios del instituto.

No se trata únicamente del personal del IMSS-Puebla.

También está Tlaxcala.

Y Coahuila.

Y Baja California.

Y la Ciudad de México.

Y Sinaloa.

Y el Estado de México.

Por citar algunas entidades federativas del país.

No es posible que el titular del IMSS no haya previsto –desde enero/febrero– la adquisición de los equipos para trabajadores y médicos del organismo, y haya esperado que la curva del coronavirus llegara a la cresta.

Ahí están las crudas cifras que publicó Reforma:

“Tiene IMSS tasa de contagios 175 veces mayor a la nacional… son médicos 9% de los infectados”.

Agrega:

“ De los 5 mil 847 casos confirmados de Covid-19 en el País… 535 contagiados, el 9%, son de personal de salud del Instituto Mexicano del Seguro Social”.

Hay más:

“El Instituto, que atiende a la mitad de la población de México – 65 millones de los
130 millones deb mexicanos-, enfrenta la contingencia con 24 mil trabajadores menos, de éstos 4 mil se encuentran aislados por ser casos sospechosos y 20 mil –entre ellos 9
mil médicos y enfermeras que, por ser adultos mayores o padecer alguna enfermedad crónica, fueron retirados de sus labores”.

Para rematar:

“Proporcionalmente, entre los médicos del IMSS habría 175 veces más contagios que entre la población de todo México.

-Y- “considerando que el Instituto tiene en total 77 mil médicos, los 533 contagios equivalen a siete por cada mil personas”.

Así o se requiere mayor claridad del diagnóstico al interior del Seguro Social.

DELEGADA EN PUEBLA POR… ¡TÓMBOLA!

Lo anterior conllevab al por qué Germán Martínez decidió RENUNCIAR a la Dirección del IMSS y regresar a la comodidad de su escaño en el Senado de la República.

Lo que abrió la puerta a Zoé Robledo y su cacareada promoción de delegados por… ¡TÓMBOLA!

Así arribó –finales de febrero pasado– a
la Delegación del IMSS en Puebla la regiomontana Aurora Treviño García, quien prometió “no ser una isla y acercarse a todos los actores del Seguro Social para atender las carencias de la principal institución de seguridad del país”.

Vaya que ha cumplido doña Aurora, pues no sólo ha dado portazo a funcionarios y personal, sino entró en choque con la dirigencia sindical. Y para que “ no la molestaran” en plena pandemia decidió irse
a su tierra… Nuevo León.

A su regreso enfrentó el paro de labores del hospital San José.

Y que durante la semana pasada el coronavirus ha cobrado la vida de 10 personas en hospitales delb IMSS en Puebla, y de una trabajadora del Seguro Social en la planta de lavado de Metepec.

Así, mientras el IMSS “vive su infierno”, el gobernador Luis Miguel Barbosa salió –martes pasado– en defensa de López Obrador al replicar a los mandatarios del PAN, del PRI en Coahuila, de MC en Jalisco y al Independiente de Nuevo León:

“No pongamos hoy a debate eso, el federalismo, el tipo de federalismo, la coordinación fiscal, porque a todas luces se
ve que se quieren construir escenarios de oportunidad política que no deben ser”.

–Pero– al día siguiente, demanda al vocero federal del Covid-19:

“Que López-Gatell nos mande apoyito, que ya nos lo mande. Valdría la pena. Que ya se acuerde de que aquí, en Puebla, también hace aire”.

Mientras tanto, el gobierno de López Obrador “no decretó la Fase 3 de la pandemia, pero alargó hasta finales de mayo la “Sana Distancia”, la suspensión de clases y continúa la parálisis del sector turístico, restaurantero, de servicios y comercial.

Ojalá Zoé Robledo voltee a ver a Puebla y ponga orden en la Delegación, pues de no hacerlo se convertirá en una “bomba de tiempo”.

Más de los que ya tiene a nivel nacional.

¿Podrá dar el “golpe de timón”?

Al tiempo.