miércoles 24 julio 2024
Slider
Rumor sin fronteras por Gerardo Pérez García

LA PESTE DE 1720, EL CÓLERA DE 1817,
LA GRIPE ESPAÑOLA DE 1918 Y EL
CORONAVIRUS DE 2020

Verdad o mentira…

Historia o leyenda…

Ficción o realidad…

Lo único cierto es que la humanidad ha padecido —años antes o después de cada 100 años— Cuatro Jinetes del Apocalipsis que han dejado una estela de horror, destrucción y muerte.

Virus y bacterias que llegan como huéspedes inesperados.

Totalmente desconocidos.

Y fatales.

No distinguieron a pobres ni ricos.

Y así como ayer no se detuvo —ni contuvo— ante Los Reyes… hoy tampoco respeta a presidentes, primeros ministros o gobernadores.

En pleno siglo XXI, el mundo lo vive, siente y resiente.

Y cuyas consecuencias finales son impredecibles, tanto en lo económico que llevará a recesión a varias naciones, como la pérdida de millones de empleos, el cierre definitivo de empresas y donde los especialistas calculan que habrá más de 500 mil decesos.

Ahí está la historia de la “peste negra”, epidemia más mortífera de 1347 que se propagó por Europa, comparable con la que asoló el continente en tiempos del emperador Justiniano —siglo VI y VII— y que se convirtió en inseparable compañera de viaje de la población europea hasta su último brote a principios del siglo XVIII.

Siguió la “Gran Peste de Marsella” —o “peste negra”— de 1720.

Y la llegada de la “Primera Pandemia… El cólera” en 1817.

Y el arribo de la “Pandemia de gripe española” en 1918, y cuya secuelas se extendieron hasta 1920.

Y en este 2020, el mundo —casi 100 años después— vuelve a vivir una pandemia: el coronavirus, que apareció en China en diciembre de 2019 y llegó a Europa y América en febrero-marzo.

Sin olvidar.

La película Contagio, que guste o no, plasmó el virus del coronavirus.

Filme donde se ve que de un simple refriado, surgió por conducto del contacto con una persona que había regresado de Hong Kong, provoca terrible epidemia.

En 2011 protagonizaron Contagio Matt Damon, Gwyneth Paltrow y Marion Cotillard.

Y que hoy cobra gran actualidad y relevancia.

La peste negra tuvo su origen en la bacteria Yersinia Pestis que afectaba a las ratas negras y se transmitía a través de parásitos que vivían en esos animales, en especial las pulgas, las cuales inoculaban el bacilo a los humanos con su picadura.

La “peste de Marsella” mató a más de 100 mil personas. La bacteria se transmitía por moscas infectadas.

Se da en 1817 el primer registro de una pandemia por cólera en Asia —Tailandia, Indonesia, Filipinas— que dejó más de 100 mil muertes. Y se dijo que fue causada por personas que bebieron agua de lagos contaminados con una bacteria.

En 1918 aparece la gripa española, que ha sido la más mortal de la historia con 50 millones de personas muertas —la Primera Guerra Mundial mató a 17 millones— Ahí se da una mutación genética del virus que lo hace mucho más mortal.

Apareció en Kansas, Estados Unidos —ocaso Primera Guerra Mundial—, y es la primera pandemia causada por virus de gripe H1N1 que llegó al Reino Unido, Francia, Alemania.

Se arriba a finales de 2019, cuando en la población de Wuhan, China, brota el coronavirus y se expande en 2020 a Europa y América, y al corte de fin de semana van cerca de 300 mil personas muertas y cuatro millones de contagios.

LA GRIPE ESPAÑOLA Y PUEBLA

El fatídico año 1918 la “influenza española” atacó gran parte del mundo, que tuvo 50 millones de muertes.

Y en México, entre 300 y 500 mil decesos.

—Curiosamente— la ciudad de Puebla tiene cifras reales que publicó el Instituto de Ciencias y Humanidades de la BUAP, en la obra de Miguel Ángel Cuenya Mateos.

El Registro Civil llevaba un registro puntual de defunciones mensuales que reportaban los panteones de la capital, de 1911 a 1920.

La ciudad tenía entonces 95 mil habitantes. Y el promedio mensual de defunciones hasta septiembre de 1918 era de 304 personas.

A finales de agosto de 1918 los periódicos anunciaron la aparición de una pandemia que afectaba Europa, Asia y Estados Unidos.

Pero…

Las autoridades federales y estatales no tomaron las medidas preventivas.

Y el primer entierro registrado por “fiebre gripal” fue el 10 de octubre y “pasó inadvertido”.

Más la “gripe española” mandó al Panteón Municipal a… ¡mil 58 personas!

Y entre octubre-noviembre de 1918 las muertes llegaron a… ¡dos mil!

Y entre 1919 y 1920 murieron… ¡tres mil!

Los certificados de defunción registran causas de muerte: “gripe, influenza, gripe española, neumonía gripal, bronconeumonía”.

¿Cómo terminará la pandemia del coronavirus?

Al tiempo.