miércoles 24 julio 2024
Slider
Rosa Tavarez una artista con magia Dominicana.

 

 

 

Por Olivia Carrera Cabrera

Sumario: Su talento plástico ha rebasado las fronteras de lo inimaginable. Su obra incendiaria es orgullo del arte latinoamericano.
En la vida uno tiene la maravillosa oportunidad de conocer mucha gente. Hay seres humanos que solo causan pena y dolor al tratarlos, a esas personas mejor ni voltear a verlas, y por otra parte hay seres de luz que vestidos de humanos se convierten en angeles guardianes en nuestra vida. Uno de esos seres de luz sin duda es mi amiga y hermana Rosa Tavarez.
A Rosita tuve la oportunidad de conocerla un día domingo. Ella pasó a saludar al Cardenal Norberto Rivera en la catedral Metropolitana de la ciudad de México, e iba
en compañía de otros 2 grandes artistas y diplomáticos: el artista plástico y cónsul Fernando Ureña Rib y el escritor Candido Araujo, quien era el Excelentísimo Embajador de la República Dominicana en México, el sr. Cardenal les obsequió a cada uno de ellos, un hermoso cuadro con la imagen de nuestra señora del Tepeyac, la virgen Guadalupana. Desde el primer instante hubo una química extraordinaria entre los dominicanos y una servidora ( por eso pienso que mi segunda patria es la República Dominicana). Más tarde tendríamos la oportunidad de encontrarnos en el majestuoso palacio de las bellas artes (por coincidencia), con ello logré entender y comprobar aquel dicho que dice : “cuando algo es para ti, aunque te quites y cuando no te toca , aunque te pongas”.
Estaba marcado ese Santo Domingo para tener la oportunidad de conocer a seres verdaderamente extraordinarios, personas que tienen magia, por eso triunfan, porque la vida nos oferta la oportunidad de vivirla y disfrutarla, la amargura solo frustra a las personas, las envilece, las ciega, las deja cojas y mudas; mientras que la felicidad le da alas y entusiasmo a quienes deciden ser optimistas y por eso triunfan.
Los dominicanos son personas que dentro de su cultura se educan con la actitud de estar siempre alegres. Rosita es una mujer que a pesar de ser tener más de 80 años, ella física y biológicamente se ve no mayor de 60, considero que su secreto está en ser feliz. La felicidad interna se refleja hacia fuera y ese flechazo de luz atrae todo lo bueno a nuestras vidas.
Ella como artista ha vivido desarrollándose día
Con día, su aprendizaje es constante, perpetuo, es completamente persistente. Admira, conoce, respeta y aprende de otros no menos importantes artistas, de ella he aprendido que nunca se debe bajar la guardia ante las adversidades de la vida. Los seres debemos luchar hasta conseguir nuestras metas. Si una meta se acaba siempre sigue otra y otra.
Nuestra artista ha sido una triunfadora incansable porque ese ha sido su derrotero, no se triunfa, si no se esfuerza, y si no se lucha nunca logras llegar a la cima.
La gran Pintora y grabadora tiene obra permanente, en grandes museos de todo el mundo, lo mismo en América Latina que en Europa. Ella ha tenido la oportunidad de ser reconocida por diferentes estados del mundo. En 2017 fue distinguida con el máximo galardon que puede recibir un artista por parte de su país, el premio Nacional de las artes visuales. Su nombre quedará sellado en muchos espacios importantes como pago a su dedicación y esfuerzo… por luchar, por su pasión, que es su trabajo plástico. Rosa es un orgullo para los dominicanos y los dominicanos son el orgullo de ella. Existe una simbiosis entre Rosa y su gente. Es una mujer que canta y baila, desborda alegría permanentemente. Primero logró ser intelectual, luego se hizo una “sabia emociónal”. Ese fue su secreto para triunfar y para mantenerse siempre joven. Hoy martes 29 de septiembre, tendré la oportunidad de entrevistarla vía telefónica en mi programa de radio: vanguardia manantial informativo edición radio por estéreo luz fm. 99.9 ó también nos puedes escuchar y ver por Facebook en vanguardia manantial informativo. No te lo pierdas, todos los martes en punto de las 9 de noche.
Crítica a la obra de Rosa Tavarez.
“La obra incandecente de Rosa Tavarez, desborda todo un cúmulo de sentimientos, estos pueden ser: violentos, intempestivos, callados, mutilados o dulces. Sus pinturas hablan de seres incomprendidos, que no buscan, más bien se encuentran, y se encuentran en la desesperación de esa constante búsqueda en donde hemos ganado a seres en caminos inhóspitos, incansables de encontrar la paz, “hombres llamas” que pretenden huir de si mismos, eternamente desesperados por alcanzar la Nirvana negada, sin embargo su dogal esta ahí,
atándolos de manos y pies, cruzados de brazos, ahogados en las bajas pasiones que acaban a la humanidad. Sus obras versan sobre seres amorfos que luchan contra su instinto…que van contra Natura y se sobajan y humillan, hasta convertirse en criaturas infernales que tienen la oportunidad de renacer de las cenizas una y otra y otra vez. Sus obras hablan, platican y dialogan con hombres enraizados con espinas a la tierra y a la carne a la misma vez poseedora y poseída.
“Ay Dios mío: desde hoy y para siempre, si Rosa vuelve a nacer Rosa, dale en los dedos la virtud de la vida para poder crear, para poder ser artífice de las magnas quimeras con la que inventa mundos extraños …mundos raros. Convierte en mausoleo su estudio, deja que su alma se impregne de la magia de sus dibujos y colores, no le des descanso, su espíritu debe seguir creando desde el confín de lo místico, lo eterno. Nuestra artista es una creadora por necesidad ontológica y es desde ese fondo ; es decir desde lo más profundo del ser en donde traspasa su alma, para convertirse en una luciérnaga que brilla en la obscuridad más obscura de la ignorancia y desde la imagen sempiterna olvidada en los siglos anteriores”.
Con afecto para mi hermana y amiga Rosa Tavarez. Septiembre de 2020.