jueves 18 julio 2024
Slider
No más agresiones con ácido a mujeres

 

 

 

México es un lugar cada vez más hostil para ser mujer, es el país
número uno en feminicidios en América Latina y solo el 1.5 por
ciento de los feminicidas reciben algún tipo de castigo
Con el propósito de legislar para reducir el grave problema del
feminicidio que en últimos años ha lacerado a México, el grupo
parlamentario de Morena presentó ante el Congreso de la Unión, la
iniciativa de ley donde se propone tipificar como delito grave el ataque
con ácido, tanto a mujeres como a cualquier ciudadano, y se aplicará
una sanción de máximo 15 años de cárcel a quien cometa esta acción.
Lo anterior fue dado a conocer por la diputada por el distrito 8 de
Chalchicomula de Sesma, Julieta Vences Valencia, quien destacó que
ya es momento de terminar con estas prácticas, imponiendo sanciones
más severas en contra de agresores.
Esta iniciativa de ley presentada por el grupo parlamentario de Morena
a través de Erwin Jorge Areizaga Uribe, y que es promovida en Puebla
por la diputada Julieta Vences, considera que “se impondrá de 12 a 15
años de prisión al que cause una lesión con ácido o cualquier otra
sustancia corrosiva a cualquier persona, dejando un daño físico, motriz,
psicológico o económico.
En los casos en que el daño sea en cara, cuello, brazo, mano o afecte
la funcionalidad de los órganos sexuales, se agravará un tercio de la
pena inicial prevista en este mismo artículo”.
Julieta Vences explicó que los ataques con ácido son una modalidad de
agresión violenta que tiene la intención de desfigurar, mutilar, torturar o
asesinar a una persona.

Los tipos de ácido más comunes en estos ataques son el ácido nítrico
y el ácido clorhídrico, que comúnmente es utilizado como producto de
limpieza y por ende, es de fácil acceso.
Vences Valencia informó que a esta acción concretada por el grupo
parlamentario de Morena, se le suma las reformas hechas al artículo 19
constitucional, incluyendo en el catálogo de delitos graves el abuso
sexual y el robo a transeúnte.