lunes 15 abril 2024
Slider
No hubo emboscada de la COPARMEX al gobernador Barbosa

El hecho y dato es real…

El gobernador Miguel Barbosa Huerta sostiene abierto y público enfrentamiento con el sector empresarial poblano, lo mismo con el Consejo Coordinador Empresarial como
con la Coparmex, al igual que con la armadora alemana Volkswagen de México y Audi,
por citar algunas.

Y para tratar de destensar la incómoda y fría relación Gobierno-Iniciativa Privada, aceptó
la invitación de la Confederación Patronal de México –Coparmex- y acudió a la toma de posesión del nuevo dirigente en Puebla, Rubén Furlong Martínez.

También asistieron a la ex hacienda de Actipan, el dirigente nacional de Coparmex, José Medina Mora Icaza; los ex líderes patronales Jorge Ocejo Moreno y Jorge Espina Reyes;
el saliente Fernando Treviño Núñez; la Secretaria de Economía, Olivia Salomón; el titular del Tribunal Superior de Justicia, Héctor Sánchez; el representante del Poder Legislativo, Sergio Salomón; el acalde Eduardo Rivera Pérez.

Pese al clima frio, el ambiente era caluroso y tenso por la expectativa del mensaje del mandatario estatal y del líder nacional, como del entrante.

Pero…

De pronto y sin ser una acción orquestada, ni fraguada, mucho menos celosamente diseñada en la obscuridad de la noche para “acribillar” al gobernador, Luis Mora
–sentado en una mesa- lanzó el grito:

… “Que el gobierno devuelva la UDLAP”.

Otro más vociferó:

… “Transparencia en su gobierno”.

Y vino el colapso.

El sunami no se hizo esperar.

La temperatura rebasó los 40 grados.

“USTEDES A MÍ NO ME
IMPRESIONAN”: BARBOSA

Y vino el revire de Barbosa Huerta:

“No, no, no, a mí ustedes no me van impresionar”.

“Ya sabía que esto podía ser y estoy acá. Porque eso de que ustedes no tienen ideología… claro que la tienen.

“Eso de que ustedes son apartidistas… no es cierto”.

Reiteró:

“Ya sabía que algo así pasaría, porque son de derecha”.

Y les advirtió:

“No me van a impresionar”.

Antes el Ejecutivo Estatal recriminó a los dirigentes de la Coparmex:

“Hemos invertido tres mil millones de pesos durante la contingencia sanitaria y no recibí ninguna cooperación de ustedes, se los digo de manera brava. Pero respeto su visión, respeto la idea de que el gobierno debe hacerse cargo de todo; y nosotros respetamos la visión de ustedes… ¿de acuerdo?”.

Los murmullos no se hicieron esperar.

Por lo que Barbosa atajó:

“Si quieren hacer comentarios… aquí de frente”.

Órale.

Sobre el tema de la Universidad de las Américas Puebla –lleva 5 meses paralizada y
bajo el control de la Junta para el Cuidado de las Instituciones Privadas, que depende
del gobierno-, lo que detonó el enfrentamiento verbal, “rechazó tener injerencia en el conflicto por el control de la institución”.

Aseguró que “esb exclusivamente un problema entre particulares; la UDLAP no tiene injerencia del gobierno”.

“De dónde sacan ustedes que yo devuelva la UDLA. Ese es un tema de fundaciones,
como la Fundación Jenkins”.

Y pasó a la acusación:

“En la vFundación Mary Street Jenkinsv hubo saqueo de 750 millones de dólares; la Fundación fue llevada en un inicio a Aguascalientes, después a Jalisco y ahorab las inversiones se encuentran en Panamá y en Barbados; y ese es un acto de ilegalidad”.

Ello derivó en interrupciones de los asistentes, por lo que Barbosa espetó: “No vengo
a debatir… ¿de acuerdo?”.

NI EMBOCADA NI CELADA
DE COPARMEX A BARBOSA

Lo anterior lleva a concluir que no hubo ni existió emboscada ni celada de la Coparmex
al gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Que fue Luis Mora quien lanzó la consigna de la UDLAP.

Que durante los tres primeros años de gestión gubernamental han sido constantes las críticas a las cúpulas empresariales –como a otros sectores-

Y qué decir las denostaciones contra el morenovallismo.

Y a todo ello, ¿qué culpa tiene Rubén Furlong?, quien en su discurso como nuevo
dirigente de la Coparmex le dijo al mandatario:

“Los empresarios no son rival del gobernador. Y ofrendó abierta cooperación para reactivar la economía del Estado”.

Sumado al apunte del líder nacional José Medina Mora: “Ofrezco la mano del diálogo
al gobierno de Miguel Barbosa con el objetivo de que haya colaboración en resolver los desafíos que se tienen en el país”.

Nada de ello atemperó la actitud de Barbosa Huerta, que al término del evento decidió retirarse y quedarse a la comida en la ex hacienda de San José Actipan –propiedad de José Espina-

¿Qué sigue para la Coparmex?

¿Y cómo enfrentará los embates Rubén Furlong?

¿Callará o los enfrentará?

Al tiempo.