domingo 23 junio 2024
Slider
Las transformaciones de la mafia (columna de Hector Manuel Pérez Cuéllar)

La lucha contra las Mafias del Narcotráfico, han sido muy
controversiales en términos de avances y estrategias
exitosas; se diseñan diversas formas, que, por la gran
burocracia, resultan en cuanto se ponen en práctica
obsoletas, con ello el impacto de las Organizaciones
Criminales es cada día más severo.
La profesionalización de los grupos criminales, dejan muchas
veces en el ridículo al Estado Mexicano, las Fronteras de un
estado con otro estado, las fronteras con el exterior, son
rebasadas, por la alta tecnología con la que actúan los
Criminales, la forma de contrarrestar esto descansa en las
fuerzas armadas, y vemos muy lejano que se esté
atemperando los efectos de la Delincuencia.
La historia política, económica y de seguridad del País, ha
estado en un maridaje con la actividad del Narcotráfico y sus
efectos en la Sociedad; este maridaje, de corte transversal
afecta la agenda política, económica y de seguridad de todos
los mexicanos; para contrarrestar dichos efectos, se recurre a
la contención de los grupos criminales, mediante las acciones
del Ejército y Guardia Nacional, pero por desgracia, no es una
solución integral. En los años del crecimiento del Narcotráfico, se visualizó el
ataque a los cultivos de enervantes; hoy, a unas cuantas
décadas de esta política, las cosas siguen igual, pero se
amplían a la destrucción de laboratorios de drogas sintéticas;
así las cosas, las estrategias implementadas por el Estado,
en la lucha contra las Mafias del Narcotráfico, conllevan a una
transformación de los grupos criminales en mutaciones de
mejor desarrollo en tecnología, estrategia y criminalidad en
cualquier estado de la República.
Está forma de enmascarar sus actividades, exigen al Estado
Mexicano, contar con mejores operadores de la Seguridad del
País, refiriéndome a que, en cada Estado, se trate de blindar
las cabezas que son los responsables de ello, y que en la
perspectiva sea aplicado con atención a los Municipios de su
propio Estado.
Para dicho objetivo, es necesario generar, el análisis de la
criminalidad por cada rincón de los Estados valga la
expresión, los Municipios de la misma forma; lo importante,
es determinar el grado de profesionalización de los grupos
criminales, para actuar en consecuencia, de todos es sabido
que tenemos grupos criminales tradicionales; pero, han
mutado en varios pequeños grupos con la marca, siendo
estos de mayor problema, que hay que atacar.
Los problemas inherentes, en las luchas entre Cárteles, es
sin dudar las rutas, territorios, control y guardia estratégica,
de los consumos locales; pero también, es importante
determinar que tanto el Estado se ha marginalizado de su funcion Constitucional del monopolio de la Fuerza y, del
orden social que es su mandato, con la determinación de que
hay que usar la fuerza solo en casos extremos, esto no está
siendo efectivo.
La lucha, que no quieren decir que es lucha, entre el Estado
Mexicano y las Organizaciones Criminales, desde su
comienzo ha sido evolutivo, el espiral de crecimiento del
conflicto, es más severo, lo que trajo una arquitectura de
medición de fuerzas contra fuerzas, más en ello no existe un
proceso de cambio de rumbo, y el ciudadano está en medio.
El carácter mutable de las Mafias, con su poder más
importante, que es, la capacidad de obtener armamento y con
ello tener capacidad de fuego, tiene bajo un estado de
indefensión al ciudadano; en estos tiempos de elecciones, lo
estamos viendo, los candidatos se ven amenazados y
muchos ya han perdido la vida en manos de la Delincuencia;
pero en ello, vemos que la acción transversal del crimen, está
en lo político, económico y de seguridad.
En la lógica el crimen avanza, en la medida que se ve que las
amenazas son más rápidas que la acción de las formas
tradicionales del Estado para aniquilarlas, estos fenómenos
son invisibles, ante una deficiente estrategia de actuación de
la Autoridad, el blanqueo de activos, es por naturaleza el
punto a lograr atacar a las Mafias, sin ello poco se puede
lograr en términos cuantitativos. Los ejércitos privados de las Organizaciones Criminales, es
muy lamentable verlas en las redes sin recato alguno, lo
mismo en las Sierra de Durango frontera con Zacatecas, que
en Michoacán en Aguililla la Ruana y muchos Municipios más
de la República, pero en el lado del Estado, se ve poca la
reacción, para sacarlos de su territorio y, combatir los daños
que estos ocasionan.
En materia de conflictos y criminalidad, el caldo de cultivo
radica en la ausencia y debilidad del Estado, como el
responsable del orden público y proveedor de la Seguridad
del Ciudadano; en ello radica, que los grupos criminales
aparezcan y asienten sus bases de operación, así la
simbiosis de grupos criminales y narcotráfico es evidente que
es la ocupación de espacios que el Estado ha abandonado.
La captura de cabezas del Narcotráfico, solo son paliativos de
comunicación de acciones de gobierno, más, sin embargo, la
parte toral, radica en la eliminación de las Estructuras
financieras, que proveen los recursos financieros para realizar
las actividades criminales de estos grupos.
Las dimensiones con las que actúan los criminales, saben
perfectamente que es la profesionalización de sus ejércitos,
especialización en cada actividad que desarrollan,
segmentación y diversificación de sus actividades, con ello,
ponen en aprietos a los cuerpos policiales y de análisis de la
criminalidad, con ello se cumple el circulo vicioso de la
impunidad. En la medida que, en cada Estado de nuestro México, se
propongan las Autoridades, generar estudios serios y de
avanzada, para planear con mejor estrategia lo que en su
región afecta, se avanzará en el combate y erradicación de la
presencia de los Grupos Criminales, y se alcanzará la paz de
todos sus gobernados.
“Resolver un conflicto en la mayor parte de los
problemas no es la dificultad en sí para resolverlo, sino
más bien, nuestra sensación de pequeñez en el momento
de hacerle frente”. (Paula Cañeque)

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com
hectormanuelperezcuellar@gmail.com
Twitter. – @hector_mperez
Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar
Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.