jueves 20 junio 2024
Slider
Hay esperanza (Columna de Ana Teresa Aranda)

 

Martes, Julio 21, 2020 – 11:14

Ana Teresa Aranda Orozco

A pesar del discurso presidencial, que no cesa de proferir despropósitos, desatinos y dislates.  En estos últimos días fustigó a esos intelectuales que se oponen al desmantelamiento del estado y coronó la descalificación con un tweet que solo mostraba una frase; bendito coraje.  Sin necesidad de analizar la expresión muy a fondo, porque lo suyo es la superficialidad,  hay que reconocer que es la primera vez que el mandatario logra  expresar en dos palabras un pensamiento berrinchudo que normalmente, en su caso, requiere una larga, cantinflesca y mareadora disquisición.

Hay esperanza a pesar del anuncio hecho apenas de que debido a la enorme corrupción en aduanas y puertos, que la verdad no logramos entender porque a dos años del triunfo electoral no han logrado desterrar,  de entregarle a las Fuerzas Armadas la administración de estas importantes tareas del Gobierno Federal. La oposición en el Congreso ha sido muy clara y aluden al artículo 129 de la Constitución que estipula que en tiempos de paz “ninguna autoridad militar puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar”.   Preocupa sobre todo que ante cualquier problema, el presidente,  antes de preocuparse por fortalecer a las autoridades civiles, entregue a los militares cuanta tarea le es incómoda.  Ya podemos adelantar, que en este caso, lloverán los amparos.  Pero en vía de mientras para López es un alivio deshacerse de responsabilidades y endilgarlas a los militares.

Ya les entregó la seguridad pública,  ya los puso a construir aeropuertos y cajeros del Banco de Bienestar.  Obedeciendo las instrucciones de su amigo Trump ya los tiene en las fronteras persiguiendo y maltratando migrantes y hasta les ordenó para cumplir un viejo tratado de aguas que lancen gases lacrimógenos y  balas de goma contra agricultores chihuahuenses cuyo único pecado ha sido luchar porque el agua con la que riegan sus cultivos y que les permite sobrevivir, no se entregue a los americanos.  Ahí si me no entender, por qué  no aprovecha su cercanía, cariño y amistad con el gorila para que se revise ese malhadado acuerdo y quede ya sin efectos. ¿O no es del lado del pueblo dónde Andrés debería estar?.

Hay esperanza a pesar del tozudo empecinamiento del compadre René (re necio) que no deja de machacar su fallida estrategia para enfrentar al crimen organizado.  Ha dicho que no dejará de insistir en sus abrazos y no balazos, en solicitar comedidamente que todos se porten bien porque si no los va a acusar con sus mamás.  Los recientes videos del CJNG que todos percibimos como un desafío al Gobierno Mexicano, para el presidente y sus generales son mensajes entre malosos que no deberían preocuparnos. Pero quien sí se mandó en sus apreciaciones fue el apologista del régimen, que ha sido, ¡oh coincidencia! el más grande apologista de los cárteles dentro y fuera de este país, el creador de las narco series más difundidas de los últimos tiempos, sí, acertó usted, me refiero a Epigmenio Ibarra, que calificó de montaje los susodichos videos,  luego calló como momia cuando mi general secretario respaldó la autoría de los mismos.

Sí hay esperanza, porque dentro de todo este desconcierto, las voces de los intelectuales llamando a corregir el rumbo y recuperar el pluralismo político y el equilibrio de poderes que caracterizan a la democracia  constitucional. Y certifican que la única manera de lograrlo es conseguir una amplia alianza ciudadana que junto con los partidos políticos de oposición, construya un bloque que, a través del voto popular, restablezca el verdadero rostro de la pluralidad en las elecciones parlamentarias del 2021 y obtenga la mayoría en la cámara de diputados para asegurar que esta recobre su papel como contrapeso constitucional al poder Ejecutivo.

Hay esperanza porque el Comité Técnico de Evaluación que fue electo para  seleccionar a los 20  de los más de 300 aspirantes para formar las cuatro quintetas de las cuales la Cámara de Diputados elegirá a los cuatro nuevos integrantes del Consejo General del Instituto Federal Electoral, eligió a los mejores y más preparados, pero sobre todo a los que pueden garantizar imparcialidad y apego a la legalidad.  No hay duda de que el proceso fue, como lo califican ellos mismos,  transparente, respetuoso y profesional.   Y no importa que exista rebelión en la granja de Morena, alentada por John Ackerman, que abandonó furioso  la reunión del Comité porque no se incluyeron a los personajes con los que ya tenían amarrada la entrega incondicional del INE a la 4T.

Es alentador que el coordinador de Morena, Mario Delgado siga privilegiando la ruta institucional y el apego a la legalidad del proceso.  Sería deseable que todos sus diputados lo imiten, pero de no hacerlo, no hay vuelta atrás, no se puede ignorar el trabajo del Comité y rehacer la lista.  Si desaprovechan la oportunidad será la Suprema Corte de Justicia de la Nación quien por insaculación de los ya seleccionados nombrará a los nuevos consejeros.  Aún con esta opción se salva el INE y eso ya es un triunfo. Sin lugar a dudas, es el logro más importante que se ha conseguido.  Un árbitro imparcial nos garantizará elecciones limpias y confiables.

Hay pues esperanza, sigamos construyendo cada quien desde nuestra trinchera ese venturoso camino que nos llevará a hacer de nuestro amado México el país democrático, justo y soberano que anhelamos.  ¡SÍ SE PUEDE!