miércoles 12 junio 2024
Slider
Gutiérrez Müller: “Estaré Al Margen Elección Rector Buap”… ¿Mensaje Al Gobernador Barbosa? (Rumor Sin Fronteras: Gerardo Pérez)
La primera semana de septiembre estuvo llena de simbolismos y mensajes políticos, primero con la salida de Olga Sánchez Cordero de la Secretaría de Gobernación y su arribo a la presidencia del Senado, que se concatenó con el sorpresivo nombramiento de -“El Paisano Presidencial”- Adán Augusto López al Palacio de Cobián, que lo lleva a obligado encarte al 2024; después la imprevista renuncia de Julio Scherer Ibarra a la Consejería Jurídica.
Agregándose la visita a Puebla del –Presidenciable- Canciller Marcelo Ebrard Casaubon y el efusivo apapacho y trato que le otorgó el gobernador Miguel Barbosa Huerta, que dejó abierta la interrogante:
¿Barbosa apostará por Ebrard al 2024?
¿No irá con Claudia Sheinbaum?
¿No verá ni oirá al poderoso Adán Augusto López?
¿Mucho menos a Ricardo Monreal?
¿O su corazón poblano albergará a todos?
Y el cerrojazo lo dio Beatriz Gutiérrez Müller…
“He decidido no participar pública, ni privadamente, con ningún candidato. Por lo que me mantendré al margen del proceso de elección del rector en la Máxima Casa de Estudios.
“Reconozco mi estrecho vínculo con la BUAP.
–Pero-, decidí no participar de manera pública, ni privada, con ningún de los cuatro –al final se inscribieron tres- candidatos a ocupar la rectoría, a quienes respeto y estimo”.
Subrayó:
“Mi respeto a los universitarios, a quienes califica como personas conscientes, críticas y no manipulables.
“Confío que tomarán la mejor decisión en la elección de su máximo representante.
“Estimo y respeto a todos. Y por encima de afectos, le tengo un gran respeto a los universitarios.
Concluyó:
“La importancia de la democracia en todos los ámbitos, desde la familia, el gobierno, las instituciones y organizaciones, la cual no debe considerarse solo como un sistema electoral, sino como un estilo de vida”.
Mensaje de la socióloga e investigadora de tiempo completo del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP, Gutiérrez Müller -esposa del presidente de México,
Andrés Manuel López Obrador-, que conlleva varias aristas políticas-universitarias, pero sobre todo un destinario.
¿A quién?
Ni más, ni menos, que al inquilino de Casa Aguayo.
Sí, al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.
Ahí está el apunte de Beatriz Gutiérrez:
“Pese a reconocer su estrecho vínculo con la BUAP… se mantendrá al margen del proceso de elección de rector. Por lo que decidió no participar pública ni privadamente con ningún candidato”.
“La importancia de la democracia en todos los ámbitos no debe considerarse solo como un sistema electoral, sino como un estilo de vida”.
O sea, “te lo digo Pedro para que lo entiendas Juan”.
Porque ha sido pública y abierta la intromisión del mandatario en la vida interna de la Benemérita, como la frustrada intención de violentar la autonomía universitaria a través del Auditor Superior del Estado, Francisco Romero Serrano.
Y el serial de ataques al rector Alfonso Esparza Ortiz, como a su familia.
Para que no haya duda de lo anterior, basta remitirse al señalamiento de la mañanera -jueves pasado- de Barbosa Huerta:
… “La ley se va a aplicar en la BUAP”, advirtió el gobernador en medio del proceso de elección a rector.
… “Soy respetuoso del proceso interno que vive la BUAP para renovar la rectoría. Aclaró que eso es independiente a los procesos de investigación que hay en curso.
… “Negó que las investigaciones y señalamientos que hizo desde que asumió la gubernatura en contra del rector Alfonso Esparza, tuvieran el objetivo de asumir el control de la universidad”.
Menos mal que no hay tal intención.
-Porque- quizás solo sean deseos.
O pensamientos.
Y el malo de la película sea el responsable de la Auditoría Superior del Estado, Francisco Romero Serrano, quien llegó al cargo gracias al “dedo divino” del huésped de Casa Aguayo.
Lo cierto es que a 14 días de la elección –20 de septiembre- rectoral de la Universidad Autónoma de Puebla, aún sigue dando coletazos mediáticos el mandatario cuando lleva dos años en la administración y no hay un sustento sólido, jurídicamente hablando, que demuestre actos ilegales y de corrupción al interior de la administración universitaria.
No habrá algún asesor o funcionario que le explique: “gobernador no pone rector en la BUAP”.
De ahí la contundencia del mensaje de Palacio Nacional a Casa Aguayo…
“Me mantendré al margen del proceso de elección a Rector en la Máxima Casa de Estudios”.
Solo queda la duda:
¿Lo habrá leído o escuchado?
Al tiempo.