miércoles 12 junio 2024
Slider
Fernando Maldonado de vivir en patrimonio pasó a Lomas de Angelópolis y de reportero mutó a constructor (columna de Gerardo Pérez García director de Foro 21)

Fernando Maldonado González emigró de su tierra Jalapa, Veracruz, al extinto Distrito Federal y de ahí a Tlaxcala, para aterrizar en Puebla hace más de 15 años en su labor reporteril.

Las “puertas de la fama” periodística le llegan con “Los Dichos de T.V. Azteca”, que se transmitía 11 de la noche.

Sólo que esa “fama” televisiva fue efímera.
-Pues-, los directivos de Televisión Azteca-Puebla encontraron que Fernando Maldonado de vivir en la colonia Patrimonio dio el salto a Lomas de Angelópolis, cuando el sueldo de un reportero no alcanzaba para adquirir una casa en esa zona residencial.
Y sus ingresos no daban para un préstamo bancario.

Y le dieron las gracias.

Porque, además, resultó que uno de los “padrinos” de Fer, era el entonces poderoso Secretario de Obras Públicas, Javier García Ramírez, quien le dio varios contratos millonarios de obra.

Pero al ya no estar en la televisión y en la banca… el amor de García Ramírez se extinguió.

La suerte le vuelve a sonreír al trabar amistad con un enlace de medio de Elba Esther Gordillo y crea el portal “Los Fuertes”, con oficinas en Torres JB de la Avenida Juárez.
Fracasa el proyecto y ante adeudos de renta, sueldos de reporteros y demandas laborales… cierra y emigra de las Torres JB.

Encuentra un tanque de oxígeno con el empresario Alejandro Cruz, quien le da la dirección editorial del periódico SOMOS.
Pero, termina peleando con Alejandro, quien también lo echa del medio.

Finalmente, el periodista Enrique Núñez lo cobija e incorpora a Intolerancia con el programa “Destrozando la Noticia”.

LOS CONSTRUCTORES EDGAR Y FERNANDO

Y en 2020 se reencuentran “los constructores” –relación que inicia con García Ramírez y los contratos millonarios de obra- Edgar Nava y Fernando Maldonado, pues el primero adquiere la franquicia de 24 Horas-Puebla y nombra al segundo director editorial.

24 Horas-Puebla que ha utilizado Maldonado González para denostar, acribillar y difamar.

Lo hizo con Julio Lorenzini, candidato de MORENA a la alcaldía de San Pedro Cholula, a pedido –y financiado- por el edil Luis Alberto Arriaga, quien no logró la nominación para reelegirse.

Y ahora la emprendió contra los jurista Ernesto Ramírez López y Carlos Meza Viveros, a quienes señala de estar coludidos con el Consejero Jurídico del Gobierno, Ricardo Velázquez Cruz.

Tituló su columna Parabólica: “Litigan desde Casa Aguayo”.

Amén de hacer un chilaquil o engrudo al confundir nombres, relaciones, parentescos y amistades, no tiene empacho en soltar una serie de vituperios e infundios sin sustento ni prueba alguna.

Lo que llevó al obligado –y necesario- revire de los juristas Ernesto Ramírez y Carlos Meza.
Ernesto Ramírez respondió a Fernando Maldonado:

“Comenta que fui abogado de Eukid –Castañón- en 2019 para evitar el congelamiento de cuentas…

“Lo cierto es que ambos representamos polos opuestos. Es bien sabido que mientras Eukid coordinaba acciones contra los incómodos del morenovallismo, yo defendía a los perseguidos; baste citar dos ejemplos: Blanca Alcalá y Eduardo Rivera Pérez”.

“Afirma que la magistrada es mi prima…
“En los hechos nuestra relación de parentesco no es mi prima; no es hija de ningún tío mío, por lo que los apellidos no coinciden”.

“Afirma que fui consejero de Gali y luego Fiscal de Delitos Electorales…

“Lo cual es público que se trata de una falsedad. Basta recordar que al concluir gobierno de Gali y durante la transición gubernamental, fui encargado de la coordinación del Proyecto de Reforma Política del Estado durante la campaña del actual gobernador”.

Ataja Ramírez López:

-Por cierto-, “no soy penalista. Represento a clientes en tres continentes diferentes en temas relacionados con inversiones en infraestructura y energía, no en juicios penales en Puebla”.

“Públicamente he afirmado que Carlos Meza es como un hermano para mí; así lo siento y así nos comportamos. Y también es público que no somos socios, no existe un solo expediente en el que obren nuestros nombres”.

Además, “es público el distanciamiento entre Carlos y el titular del Poder Ejecutivo”.

“La gestión que se menciona entre la Consejería y yo para cabildear resoluciones en favor del Rector es más que una broma, pues no existe juicio alguno en contra del propio Rector y mucho menos quedaría en manos de la Consejería, en virtud de que el delito que se menciona estaría en manos de Jueces Federales. Ni el mandatario nacional puede cabildear esos asuntos. Y de existir un juicio de esa naturaleza, el periodista estaría mejor informado que el propio Poder Judicial Federal”.

“Y Armando Ramírez es subconsejero Consultivo, no Contencioso; por lo tanto, no tiene contacto alguno con los tribunales”.

Remata el jurista:

¿Tiene pruebas?… guárdelas para responder su demanda.

¿De parte de quién fue el pedido “Litigan desde Casa Aguayo”?

Por cierto, en próxima entrega se revelará qué gobernador hizo poderoso empresario de la construcción a Edgar Nava y como se valió de un noviazgo para tales fines.

Y el cochupo Lastiri-Maldonado.

Al tiempo.