sábado 18 mayo 2024
Slider
Estamos bien y de buenas… El “Pastor” López Obrador (Columna de Gerardo Pérez García)
¿Cómo estás Paco?…
Y la respuesta de Francisco Fraile García, panista de cepa, casi siempre era –y es- la misma:
¡Bien y de buenas!
Pero cuando su accionar en la política no transitaba en las esferas del poder gubernamental, el Pastor Fraile atajaba ante el clásico cuestionamiento de la prensa: ¿Cómo estás Paco?…
“Mal y de malas”.
Ohhhhh sorpresa, resultó la mañanera del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que el martes pasado lanzó en su “mañanera” una nueva frase:
“Estamos bien y de buenas”.
Apunte que hizo en Palacio Nacional al recibir el informe de los ingresos por la vía tributaria, por lo cual manifestó su agradecimiento a los contribuyentes.
“Me están informando de los ingresos del gobierno federal enero-abril 2021 y vamos bien”, para rematar: “Estamos bien y de buenas”.
Así, López Obrador emuló a Fraile García.
El primero nació en Macuspana, Tabasco, y tiene 68 años de edad.
Y el segundo es oriundo de Huajuapan de León, Oaxaca, pero poblano por adaptación y ronda los 73 años.
Andrés Manuel es titular del Poder Ejecutivo Federal.
Francisco prácticamente está en la antesala del retiro de la política.
Por ello, llama la atención la nueva frase obradorista: “Estamos bien y de buenas”.
Porque, quien la acuñó desde los 90 fue el frailista; lo que llevó al agregado de la prensa: “El Pastor” Fraile.
ASESINATOS, VIOLENCIA, SECUESTROS Y LA MANO DE AMLO EN EL PROCESO ELECTORAL MÁS GRANDE DE MÉXICO
Lo anterior lleva a la interrogante: ¿Cuándo López Obrador soltará: “Mal y de malas”, como lo asentaba Fraile.
¿Por qué el cuestionamiento?
Porque el País está envuelto en una espiral de violencia con bandas del crimen organizado que tiene asoleado a los mexicanos, sobre todo desde enero de este año con motivo de las elecciones del venidero domingo 6 de junio.
Proceso electoral que es el más grande de la historia de México al estar en disputa más de 21 mil cargos de elección popular, que abarca la disputa de 15 gubernaturas –casi la mitad de la nación-, 500 diputaciones federales, ayuntamientos y diputaciones estatales.
Y resulta que del 7 de septiembre de 2020, inicio del proceso electoral, al 30 de abril de 2021 van 143 víctimas mortales –cifra de Integralia-
Aunado a la abierta intervención de López Obrador en los comicios, quien el pasado 11 de mayo declaró abiertamente:
“QUE SÍ ESTÁ METIDO EN LAS ELECCIONES”, después de que denunciara al candidato al gobierno de Nuevo León, Adrián de la Garza (PRI-PRD), por la entrega de tarjetas con dinero; la repartición de vales de mil pesos en municipios de Guanajuato y la entrega de tarjetas Consuma Local en Guadalajara.
Señalamientos de AMLO que han derivado en 13 quejas ante el INE y dos demandas ante la OEA.
Mismas que presentaron las dirigencias del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, ante la Organización de Estados Americanos –OEA- por “la intervención de López Obrador en el proceso político de junio”.
De ahí las expresiones de Luis Carlos Ugalde, ex consejero presidente del INE, “Así como en el periodismo el crimen organizado destruye la libertad de expresión, en la política el crimen organizado destruye la democracia”.
Sara Sefchovich, catedrática e investigadora, externó: “La vida política en México es de vergüenza. Pura Transa, pura corrupción, pura mentira. No hay seriedad ni dignidad”.
Alberto Aziz Nassif, analista político, dijo que “la acusación del Presidente a las autoridades electorales de estar con la oposición (…) es lo que distingue esta elección”. Señalamientos que publicó El Universal.
Por si algún condimento faltara, “El Jefe”, Diego Fernández de Ceballos, presentó en la Fiscalía General de la República –FGR- una denuncia de hechos para que investigue los dichos del Presidente Andrés Manuel López Obrador en su contra, respecto a la supuesta pertenencia a un grupo opositor que recibe fondos del extranjero y su intervención para que una empresa obtuviera una “devolución tramposa” y millonaria de impuestos.
Por lo anterior, vale la pregunta:
¿Será válida la expresión de López Obrador… “Estamos bien y de buenas”?
¿O debería ser: “Mal y de malas”?
Ahí queda el asentamiento del “Pastor” Andrés Manuel.
Porque el viejo “Pastor”, Paco Fraile, está “mal y de malas” al no haber obtenido candidatura del PAN a la alcaldía de San Andrés Cholula.
¿O no es así?
Al tiempo.