domingo 23 junio 2024
Slider
El discurso y la realidad (columna de Héctor Manuel Pérez Cuéllar (21.03.21))

 

 

El discurso del Presidente Lic. Andres Manuel López
Obrador, desmintiendo que la Delincuencia no ocupa
Territorios de nuestro País, pareciera como un mal augurio en
la realidad.
Hace tres días, en Coatepec de Harinas, 13 agentes de la
Policía Estatal y Ministeriales del Estado de México, perdieron
la vida, en una emboscada realizada por quien se presume la
cometieron y que es la Familia Michoacana, en este hecho
como uno pasado, donde también perdieron la vida otros
policías de ese mismo Estado, los delincuentes actúan con
total impunidad.
Nada nuevo se puede esperar, cuando a los mandos o a los
Políticos, les importa un cacahuate la vida de los compañeros
policías, en sus gustadas declaraciones, salen con caras
serias a decir que se actuara con todo el peso de la Ley, no
es la excepción en el caso del Presidente de México, con la
diferencia que hay que agregar los Abrazos y no Balazos.
El día de ayer, en Rincón de Guayabitos, Nayarit, como lo
compartí en mi perfil de Facebook, varios videos y fotografías
de los hechos, se aprecia el propio evento pero lo más
lamentable son las expresiones vertidas por los ciudadanos
que filmaron, expresando que dicen con justa razón “Esto es Guerra”, la agresión fue directa contra elementos y aquí vale
la expresión de “Heroicos Soldados del Ejército”, quienes
repelieron la agresión y detuvieron a 3 delincuentes que
pertenecen al CJNG, y que al ser aprehendidos, uno de los
delincuentes confiesa ser Erick Joel del Toro “El M3 que se
dice Sicario.
Vale la pena decir que, en los videos, se aprecia la
honorabilidad con la que se conducen los miembros del
Ejército, leyendo sus derechos al Delincuente, y su
aseguramiento con pleno respeto a sus derechos.
En Guanajuato, levantan y ejecutan a tres agentes de la FGR,
hasta el momento solo se sabe, que obedece de acuerdo a
pintas en su camioneta, que lo ocurrido fue por estar
extorsionando, pero lo acontecido es otro ejemplo de la
impunidad de actuar de la Delincuencia.
Hace días atrás, en la carretera que conecta las poblaciones
de Las Peñas y Los Gallineros, en el Municipio de Cotija,
Michoacán, emboscaron a dos elementos de la Guardia
Nacional, quedando heridos, como suele pasar estos los
hampones huyeron.
En la confesión del líder del Cártel Nueva Plaza Carlos
Enrique Sánchez Martínez “El Cholo”, mandos de la Policía
de Guadalajara son acusados de apoyar a su Cártel en contra
del CJNG, así también Secretario de Seguridad de la Ciudad
de México, Omar García Harfuch, será verdad o será mentira,
pero los señalamientos son delicados. En Baja California, se libra otra nueva guerra al interior del
Cártel de Sinaloa, el delincuente de nombre Eduardo Molina
“El Zabe”, traiciona al Mayo Zambada y se enfrenta en su
territorio para el control de la plaza.
Sicarios de la Línea, se enfrentaron con el Ejército en Moris,
Chihuahua, echando mano de armamento hasta de calibre
.50, se habla de que el Ejército, iba tras de los hermanos
Bournes González, responsables de la masacre de la Familia
Le Barón.
En todos estos actos señalados en los párrafos anteriores,
nos demuestran que efectivamente, los Territorios están bajo
el mando de la Delincuencia Organizada o al menos así
parece, los segmentos que ocupan, son producto de las
alianzas ya sea con otras Organizaciones Criminales, con las
Policías Preventivas, Ministeriales, Federales, Militares en
funcion de Policías, Ministerios Públicos, Jueces y
Magistrados, y por favor hay que reconocer ello.
Desde los años 90’s, el sentido de la Inseguridad, ha ido
creciendo en el sentir del Ciudadano, se produjo después de
la crisis Económica, Política y de Seguridad, que trajo el
crecimiento de los Cárteles, que se toleró con un descaro casi
oficial de las Autoridades, si nos remontamos a la época que
vivimos hoy en día, nada ha cambiado, los discursos nos
sitúan, con el mismo sentido de indefensión.
Las Aglomeraciones en cualquier parte de nuestro México,
son caldo de cultivo de las Estructuras Criminales, en ello la  proclividad hacia la Delincuencia, es más activa que el
desarrollo de la Colectividad, los hogares disfuncionales son
cada día mayores; en ese contexto, es difícil entender los
discursos de los Políticos de cualquier nivel, que nos tratan
de vender Estadísticas y Retoricas triunfalistas.
La forma, como está sucia nuestra Nación, en el sentido de la
Inseguridad es enorme, tenemos que reconocer el gran
problema que tenemos, si en el exterior nos señalan es
porque así nos ven, negando no solucionamos nada.
La Política adoptada por el Presidente Andres Manuel López
Obrador, no está dando resultados; en la práctica, el colocar
la Administración de la Seguridad, en manos de Rosa Ícela
Rodríguez, quien no cuenta con la Experiencia Operativa o
algo que se le parezca, tiene que recurrir a sus pares del
Ejercito, Marina y Guardia Nacional, pero con la rigidez de su
Escuela Militar.
La Constelación, de los factores que interactúan en favor de
la Delincuencia Organizada, puedo citar la inacción de los
Gobiernos Estatales y Municipales, se ven rebasados por
tener el síndrome de sentirse Virreyes y Dioses
Omnipotentes, en cada Región, los delitos de sus campos de
responsabilidad, no son combatidos con firmeza, al contrario,
se convierten en muchos casos, cómplices de ellos.
En conjunto, la incivilidad que se respira en cualquier rincón,
y de cualquier persona son producto de un Estado de
Derecho rebasado, que la Autoridad, empezando desde la Presidencia, motiva con sus declaraciones sin sentido de
responsabilidad y objetividad, una preocupación
generalizada, para encontrar entre todos, las soluciones
adecuadas.
Hay forma de solución, solo que, si las personas que están al
mando no saben, les digo unas humildes sugerencias, lo
Primero; es sin dudar, hacerse cargo del problema, no
delegar a otros lo que se debe hacer desde la primera
instancia; Segundo, es delinear y alinear las acciones, para la
reducción del Crimen y la Violencia; Tercero, poner atención
en sus Policías, para saber si cuentan con los instrumentos
legales y, están apoyados para poder combatir la
Delincuencia; Cuarto, sin una estrategia de Inteligencia, no se
pueden anticipar a los Delincuentes; y Quinto, todo lo anterior
se reduce a Presupuestos suficientes para todo.
Presidente, Gobernadores y Alcaldes; en sus manos está
nuestro destino y de las Generaciones Futuras, es tiempo de
actuar con Patriotismo real, hagan su chamba, no les queda
otra.
“El mundo no está en peligro por las malas
personas, sino por aquellas que permiten la maldad”.
(Albert Einstein)

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com
hectormanuelperezcuellar@gmail.com
Twitter. – @hector_mperez
Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar
Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.