domingo 23 junio 2024
Slider
El deterioro que ven y cierran los ojos (columna de Hector Manuel Pérez Cuéllar)

En diversos estados de la República, vemos como una constante la aparición de comunicados de la Delincuencia Organizada, a través de mantas colocadas invariablemente en puentes, está forma de comunicación tiene ya por lo menos una década en nuestro País, estos hechos en Puebla parece que se está poniendo de moda.

Lo interesante, es que, denuncian los Delincuentes, la falta de cumplimiento de tal o cual funcionario, que no les cumple arreglos si se puede llamar así, más bien dicho estos actos de corrupción donde la Autoridad protege o no les quita del camino a sus rivales, pregunta, que estos actos de Impunidad, no los observa el Gobernador y, como en otros casos, aquí o en cualquier parte, se retira a los funcionarios citados para una investigación a profundidad.

La Seguridad en el Estado de Puebla, se encuentra en una grave situación sin control, de lo contrario estas manifestaciones de la Delincuencia no se darían, las constantes no cuadran con las promesas de campaña del actual Gobernador, han pasado tres mandos en la Secretaria de Seguridad Pública del Estado, y no hay una mejora que el ciudadano sienta de verdad.

El crecimiento demográfico en el Estado, ha sido una constante a la par de ello, se da también el crecimiento de la Delincuencia, lo grave que se puede observar, es que también en la Seguridad Pública, no han sido capaces de ampliar sus capacidades de operación y de contención contra la Violencia y Delincuencia.

Las características de los cambios de mandos, ha sido que se radicalicen los delitos y se vuelvan más violentos y con un mensaje muy claro a la población, de que ellos, los delincuentes mandan, y si no, compran a quienes los tienen que combatir, tres mandos y, el grueso de los Policías, están siempre en incertidumbre y sin proyección adecuada de sus competencias a realizar.

La Seguridad Multidimensional, es un criterio que se olvida y es algo que desde los años 80s, se empezó a estudiar, en países que sufrían la violencia constante por el efecto del Narcotráfico, la Seguridad se aplica a un campo de múltiples dimensiones para preservar a los ciudadanos, a la Sociedad o al propio Estado.

Pero lo anterior, sin unas corporaciones fortalecidas y moralizadas, son letra muerta en cualquier esfuerzo que se pretenda realizar, lo que motiva la exclusión de la Sociedad de sus cuerpos policiales de su apoyo y aceptación, como un Instrumento de control y construcción de la paz; el colectivo, sufre la constante de los delitos del fuero común que, en teoría, les corresponde a las Policías Municipales, pero cuando una corporación Municipal está sin el apoyo de lo Estatal, donde queda el ciudadano.

Los ejemplos pueden ser varios, les comento uno, el combate al Narcotráfico puede ser muy eficiente, pero sino, se combate las adicciones, será infructuoso y solo causará pérdida de vidas, nuestras colonias están con un alto índice de adicciones, lo mismo en el barrio que en las colonias de clase media y alta, las adicciones no conocen de clases sociales.

Impunidad y más impunidad, es la constante que se observa cuando, vemos en nuestros medios de comunicación las famosas Mantas del Crimen Organizado, que colocan en cualquier parte, los nexos que se aprecian de Autoridad y Delincuencia, deben de preocupar a toda aquella Autoridad que le corresponda la Seguridad Interior y la de Seguridad Nacional, al ciudadano solo le importa estar seguro.

Si hay que cambiar las Políticas, pues cámbienlas, si hay que profundizar en una restructura amplia, pues háganla, si hay que cambiar funcionarios, pues cámbienlos, no se detengan en discursos; de lo contrario viene a cuentas aquella vieja frase del Sr. Martí, “Si no pueden Renuncien”.

Estas manifestaciones, del Crimen Organizado, no son cualquier cosa, es un golpe al Estado, pues exhibe la incapacidad de Control y de Gobernanza, para todos es de conocimiento, que Funcionarios actuales, fueron funcionarios en administraciones anteriores y, no salieron bien, que es muy difícil deshacerse de ellos, que intereses tienen tan fuertes, que la propia Seguridad de todos los Ciudadanos quede en segundo término, bueno es pregunta.

En el correr de los días, tendremos respuesta o silencio, a la Autoridad le corresponde responder, de la forma que a su juicio convenga.

“Coraje es el que se necesita para levantarse y hablar; coraje es también lo que se necesita para sentarse y escuchar”. (Winston Churchill)

Tus comentarios: hepercu@hotmail.com
hectormanuelperezcuellar@gmail.com
Twitter. – @hector_mperez
Instagram. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar
Facebook. – Héctor Manuel Pérez Cuéllar.