miércoles 27 septiembre 2023
Slider
Facultad de Ciencias de la Electrónica, una comunidad sólida y crítica que cada vez se exige más a sí misma: Rectora Lilia Cedillo Ramírez
  • Preside último informe de la directora Luz del Carmen Gómez Pavón, y toma protesta al director electo José Francisco Portillo Robledo

La Facultad de Ciencias de la Electrónica es una unidad que crece y se consolida: una comunidad académicamente sólida, crítica, pensante y que cada vez exige más de sí misma, como lo muestran sus egresados, quienes se desempeñan satisfactoriamente en la industria y como emprendedores, aseguró la Rectora María Lilia Cedillo Ramírez, luego de escuchar el Cuarto Informe de Labores de la directora Luz del Carmen Gómez Pavón.

“Nuestros egresados son altamente competitivos. De esa formación tienen una gran calidez humana y sentido de solidaridad. Esto es producto del trabajo de todos y cada uno de los profesores de esta facultad y de sus directivos”, refirió la doctora Cedillo, al tiempo de reconocer la labor realizada por Gómez Pavón al frente de esta facultad, así como de su equipo de trabajo.

Tras tomar protesta a José Francisco Portillo Robledo, director electo para el periodo 2023-2027, reiteró su apoyo para consolidar a esta unidad académica. “Quiero desearle éxito al director electo. Él llega con una gran fortaleza: el reconocimiento de su comunidad por su trabajo a lo largo de los años”.

Al rendir su informe, Luz del Carmen Gómez Pavón dio a conocer la oferta educativa de la FCE, conformada por cinco programas de licenciatura -dos en proceso de acreditación- y cuatro de posgrado registrados y reconocidos en el Sistema Nacional de Posgrados. La matrícula es de 3 mil 700 alumnos en licenciatura y 73 en posgrado. La Licenciatura en Electrónica y la Ingeniería en Mecatrónica tienen el nivel 1 y 1 plus en el examen EGEL Ceneval, respectivamente.

Con la finalidad de ofrecer más opciones de titulación, informó del registro de cuatro diplomados para titulación; así también de un incremento de 80 por ciento en el número de estudiantes que realizó trámites de titulación. De esta manera, el posgrado logró una eficiencia terminal de 80 por ciento.

La planta académica la integran 144 profesores, de ellos 41 son miembros del Sistema Nacional de Investigadores: ocho nivel II, ocho candidatos y el resto nivel I; 40 por ciento tienen perfil Prodep y 50 por ciento están adscritos al Padrón de Investigadores de la institución. En el último año, dijo, se otorgaron 18 definitividades, en su mayoría para profesores hora clase, y se crearon dos nuevas plazas.

En investigación destacó la labor realizada por los 11 cuerpos académicos, lo cual se refleja en dos proyectos financiados por Conahcyt y más de 30 por la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado, tres solicitudes de patente y 50 artículos indizados.

Asimismo, la directora de la FCE dio a conocer la impartición de cursos de capacitación docente, la puesta en marcha de oficinas virtuales para la atención estudiantil, el incremento en el número de becas, la inversión de fondos para la asistencia a congresos y cursos, y la realización de eventos deportivos.

Además, la atención psicológica, nutricional y emocional a los jóvenes. La instauración de la página de laboratorios y manuales de seguridad y de operación de cada uno de éstos, la renovación de las licencias de software, así como la realización de diversos encuentros académicos.

“Somos una comunidad que destaca por sus resultados y continuaremos con la responsabilidad de formar profesionales. Ha sido un orgullo ser la primera directora de la Facultad de Ciencias de la Electrónica”, expresó Luz del Carmen Gómez Pavón.

Tras rendir protesta, José Francisco Portillo Robledo subrayó el honor de asumir la dirección de esta unidad académica, por lo que agradeció la confianza de la comunidad. “La Facultad desde su nacimiento, en 1995, se ha caracterizado por formar profesionales de alto nivel, que en su mayoría se desempeñan con altos estándares de calidad. Aunado a esto, la calidad de la investigación científica y tecnológica la colocan en una posición relevante a nivel nacional”.

Ahora con los nuevos retos del mundo laboral, continuó, “es necesario incorporar estrategias adecuadas en los programas educativos, hacer una revisión de las líneas de generación de conocimiento que redefinan el papel de la facultad y hacer que los egresados tengan un mayor y mejor impacto en la sociedad”.